Blogia
Nuestras Conversaciones, el blog de Gonzalo Prieto

Queridos amigos y amigas:

 

En la capital de nuestro país las cosas parecen increíblemente distintas a las de nuestra ciudad, de nuestra región que lejos parece ver otro Chile. Aquí ellos tampoco nos ven a nosotros, y cualquier mención hacia el norte es para hablar del cobre, los autos o las drogas. Es inevitable concluir, que nuestro futuro pasa por nosotros mismos, que lo que se construye día a día no tiene más obreros que nuestras manos e intelecto, para hacer de nuestras vidas algo mejor y disfrutar de la felicidad.

 

Sin embargo el proyecto individual no es lo único que nos hace libres, no es lo único que nos hace plenos. Es en la comunidad, y ésta una más humana y feliz, donde podemos desarrollar y cimentar el futuro de nuestros hijos. Por ello, es que continuar mirando hacia al lado es un error terrible. Enfrentar el presente con valentía y coraje es lo que debe mover nuestros cuerpos y mentes cada mañana, esperando que al final del día, por muy cansado y adoloridos, nuestra sonrisa nos brinde la satisfacción plena de dar todo lo que de nosotros dependía, por nosotros mismos y por la comunidad a la que pertenecemos.

 

La decisión de presentarme como candidato a concejal, es la consecución lógica de las aspiraciones más nobles para mi comunidad. Ser un aporte valioso a su desarrollo sustentable y el bienestar de sus ciudadanos y ciudadanas es aquello que me motiva íntimamente.

 

Pero los sueños no se concretan en solitario, los sueños colectivos deben tener la misma firma. Convencido de ello, es que les pido su apoyo, les pido que sean parte de un equipo humano empoderado de un proyecto no para ganar, sino para cambiar. Cambiar nuestra forma de hacer ciudad, nuestra forma de pensar el desarrollo, nuestra vieja forma de hacer política con la calculadora electoral y poner el corazón en batallas épicas que parecen imposibles.

 

Un pequeño puñado de hombres y mujeres pueden cambiar el mundo si se lo proponen, pueden derrotar a los ejércitos de la codicia, de la corrupción, de la traición a nuestra gente que ve como cada cuatro años se les promete y se les defrauda, todo al mismo tiempo.

 

Cuando nací me dijeron que moriría, cuando estaba en el colegio me dijeron que no estudiara, cuando estaba en la universidad me dijeron que estudiar fuera del país no era un opción para mí. Nada de eso fue cierto. Nadie puede decirnos hasta donde podemos llegar. Sólo nosotros definimos nuestro camino, si estamos convencidos de la nobleza de nuestro objetivo.

 

Quiero invitarles a unirse a mí en está batalla que muchos consideran imposible. Una batalla donde las armas son la innovación, el compromiso, la inteligencia, la capacidad de escuchar a otros y otras, la facultad de hacer lo imposible.

 

Por todo esto, es que…                                          

 

 

 

 

 

GONZALO PRIETO NAVARRETE

Candidato a Concejal

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres