Blogia
Nuestras Conversaciones, el blog de Gonzalo Prieto

Inventemos el futuro

Inventemos el futuro Hace ya más de un año que me ha tocado la fortuna de ser parte de una forma de hacer-historia en mi región, del desarrollo de una nueva forma de solidaridad que busca que menos personas queden excluidas como actores del proceso de globalización. Esto es acción política de verdad, solidaria, moderna, transversal, incluyente, colectiva, aglutinante, generadora de futuro y propiciadora de cambios.
Aires de cambios se respiran en Arica e Iquique, emprendedor, atina, juicios, afirmaciones, escuchar, pedir, compromiso, estándares, blogs, etc. son parte de las distinciones que comparto con una comunidad meritocratica de gente que ama a su ciudad, su región y su país.
Afirmo que se puede hacer un cambio en lo posible y el liderazgo juega un rol fundamental en este ambito, el líder no es un maestro, ni un consejero, ni un mentor, ni un terapeuta. El líder facilita la creación de nuevos espacios para diseñar conversaciones que generen futuro. Su autoridad no descansa sobre una postura de poder asimétrica, sino sobre la confianza que le brinda quien le sigue. Tanto el líder como quienes lo acompañan ingresan en un proceso de descubrimiento. Mediante la conversación, será la gente quien irá estableciendo la dinámica del proceso de aprendizaje, seleccionará las interpretaciones pertinentes, elegirá los caminos a seguir y quien, en definitiva, validará lo que el líder realice. Es la gente quien finalmente decide qué tipo de vida quiere diseñar para sí mismo y qué tipo de persona quiere llegar a ser, con un principio de libertad y autonomía absolutas.
En la medida en que comprendemos que la expansión de nuestra capacidad efectiva depende del modo en que aprendemos, reconocemos también que el “desaprender” ciertas acciones recurrentes y “aprender” otras nuevas forma parte del proceso de creación de la persona que queremos ser. Si aprendemos a actuar de modo diferente, aprenderemos a ser distintos. Nos inventamos a nosotros mismos, hay una gran libertad en ello. No tenemos porqué estar sujetos a modelos del pasado, ni a la historia que siempre nos contamos de nosotros mismos. Podemos decir “Basta!” a todas esas palabras que nos ligan a una imagen de nosotros mismos que se revela poco efectiva y caduca: Tenemos la capacidad de transformar nuestras conversaciones, nuestras acciones y nuestra propia manera de ser. Y es responsabilidad del líder, cuando inicia una experiencia, permitir ese proceso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Iveth -

GENIAL.

Claudia -

Hola, soy Claudia, de Chile... me gustaría poder conversar contigo.

Te dejo mi mail: gtk_mimun@hotmail.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres