Blogia
Nuestras Conversaciones, el blog de Gonzalo Prieto

LA AGENDA JOVEN autocrítica a la inciativa política.

LA AGENDA JOVEN autocrítica a la inciativa política.

Hace unas semanas el parlamentario PPD Antonio Leal reconoció en el diario la Tercera que las políticas públicas de juventud en los años de la Concertación eran deficientes, por otro lado el Senador PPD Guido Girardi ha denunciado lo que según su opinión es la falta de ideas dentro del conglomerado político. Nada de esto es ninguna novedad no lo han inventado ellos sino muchos ya han dado señales concretas en ambos sentidos.

 

El hecho es que el tema joven es absolutamente coincidente con las nuevas ideas, ya que si no se invierte en buenas políticas dirigidas a un sector clave en la sociedad como son las y los jóvenes, se puede esperar muy poco de aquella renovación constante de las ideas de las cuales se habla.

 

Lo cierto es que parece a nadie importarle estas cosas en el seno duro del gobierno o los gobiernos esto esta más que demostrado con un Instituto Nacional de la Juventud que alcanza su prepuesto anual en mil millones de pesos aproximadamente, pero la crítica no es al INJUV, ellos hacen lo que más pueden con los recursos que tienen y sin lugar a dudas (me consta personalmente) en todo Chile se realizan enormes esfuerzos que van mas allá de lo que se debiese en materia profesional para cumplir las metas y objetivos de quienes trabajan en el la institución.

 

Pero los que no pueden irse por las ramas en estas cuestiones son las juventudes políticas que durante el gobierno actual no han sido capaces de poner en la agenda pública nada que tenga que ver con los jóvenes y su futuro, se han limitado a reaccionar y mirar movimientos como la revolución secundaria o las ya normalmente vistas tomas universitarias. El hecho es que el sector joven es más amplio que sólo estudiantes y por lo mismo no vale el argumento fácil del aparato gubernamental cuando te dicen que se invierten millones de dólares en educación cada año.

 

Los últimos datos que nos ofrece la Casen respecto de la reducción de pobreza en el segmento joven son bastante alentadores, ya que para la I Región en los jóvenes entre los 18 y 29 años existe una variación negativa del 20% entre los años 1990 y 2006. Ello significa que se ha reducido en 20 puntos porcentuales la pobreza durante este periodo. Esta claro que hoy existe más acceso al consumo y al ahorro por parte de las y los jóvenes pero aún según la misma Casen hay en la Región un 11,6% de pobreza en el tramo al cual nos hemos referido.

 

Sin embargo deberíamos agregar a estos resultados una parte del porcentaje de pobreza que la Casen marca entre los menores de 18 años, si tenemos en cuenta que los jóvenes según la ley se consideran entre los 15 y 29 años de edad.

 

Sabiendo estos datos, teniéndolos a mano nos quedamos inmóviles ante la ciudadanía, no hay propuestas, ni siquiera opiniones al respecto. Se tiene una falencia en cuanto a incorporar temas de alto contenido en la agenda política y asi mismo ser capaces de traspasarlos a la discusión en materia juvenil.

 

Es cierto construir un skate park en Iquique es valioso, beneficia a cientos de deportistas jóvenes, brinda espacios públicos, pero esto no resuelve una problemática que se muestra no sólo en el dato sino que tiene un alto contenido social implícito, porque ese 11,6% es el que aún esta marginado de la vida universitaria, incluso de la escolar secundaria, la que debe salir a trabajar sin contrato y sin previsión para colaborar en su economía familiar, en esos temas son en los que los partidos políticos y por sobre todo las juventudes políticas están ausentes.

 

Según los datos de la última Encuesta Nacional de Juventud para la Región de Tarapacá un 32.9% de los jóvenes trabajan y de ellos un 34,9% lo hace para pagar sus propios gastos, estamos frente a un grupo que consume no sabemos si ahorra, ni cuánto es la media de lo que gana pero sin duda consumen. Lo que me llama la atención de los datos entregados por el INJUV es que el 49,1% de los jóvenes que no trabajan y no quieren buscar trabajo lo hacen debido a que “no pueden compatibilizar el estudio y el trabajo”

 

Debiéramos decir entonces que aquellos que trabajan en su mayoría no estudian y quienes lo hacen no trabajan ¿es posible concluir esto?, el caso es que la problemática que relacionan jóvenes y trabajo no es menor debe ser abordada con propuestas que puedan integrar ambos mundos.

 

Ya que podríamos creer que quienes trabajan y no estudian no pueden hacer lo segundo puesto que al no poder compatibilizar su situación económica con el tiempo de estudio estos quedan excluidos y aquellos que lo intentan terminan en fracaso académico o el retraso eterno, lo que supone un sin fin de conflictividades tanto para el o la joven en particular y su entorno más directo, por lo tanto se convierte en una problemática social.

 

Este artículo no pretende resolver los problemas, pero lo que si pretende es decir que aquellos están allí, que los datos existen y las realidades se encuentran, no bastan las obras beneficias y asistenciales parche si no somos capaces de proponer iniciativas realmente incidentes en el ámbito juvenil.

 

Los problemas que señale anteriormente no sólo tienen su cuestión en sí mismo ya que estos van socavando la confianza que se tiene con el mundo político y van dejando la democracia abandonada, no podemos pedir el voto joven, su inscripción cuando nos acordamos de ellos muy tarde, cuando nos acordamos de nosotros mismos muy tarde.

 

El llamado es pensar y generar ideas sobre cuestiones latentes en el mundo juvenil, que necesitan de propuestas frescas y dirigidas a las áreas competentes. Recordando las palabras de un buen compañero Zoran Ostoic quien decía: “no debemos pedirle a las y los jóvenes que se inscriban en los partidos, sino que voten por nuestros partidos”.

 

Las juventudes pueden ser multifacéticas no hay que dejar de hacer cosas por hacer otras, podemos y debemos hacer varias pero teniendo en cuenta siempre que el objetivo no es cortoplacista ni mezquino, sino grande y con miras a seguir reduciendo las brechas de desigualdad e invertir en el capital humano y trascendental que es la juventud.

 

Fuentes:

 

* Mideplan Casen 2006 ,

** Injuv Región de Tarapacá . (Observatorio de Juventud)

Puedes leer el artículo picando aquí

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres