Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin


EL OTRO DISCURSO DEL MEDIO AMBIENTE

20100202181836-surfacetemperature.jpg

 

El discurso dominante sobre el medio ambiente guarda trasfondos que vale la pena indagar. Si bien hay datos indiscutibles y razones más que suficientes para acordar que el calentamiento global es algo real y que sus consecuencias naturales y sociales terminarán afectando a los más pobres del plantea. No es menos cierto también que en ese discurso existen otras intenciones que podrían dar otro color a lo que nos bombardean por televisión.

 

Ayer asistí a la presentación de un libro llamado “La Crisis y el Estado Activo”, su autor Gonzalo Martner decía en la primera tesis del libro algo que cabe tener en cuenta también para la mirada que les presentaré a continuación. El autor dice: “...no debemos perder la mirada crítica y debemos ser respetuosos de los datos...”. A tal afirmación suscribo profundamente, porque estamos siempre en la amenaza de dejar que nuestro juicio pierda la perspectiva crítica, pues en muchos casos parece obvio seguir a pie juntillas la creencia dominante y no dar crédito a cuestionamientos. Por otro lado existen datos fidedignos de organizaciones reputadas que deben ser siempre tomadas en cuenta a la hora del análisis.

 

La pregunta es la siguiente: ¿Cuál es la fuente de energía que estructura la economía mundial en nuestros días? La repuesta no es compleja: el petróleo. ¿Quiénes son los países productores de petróleo hoy en día? Respuesta: Irán, Irak, Kuwait, Indonesia, Venezuela, Nigeria, Qatar, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos. Entre otros de menor producción.

 

Todos estos países tienen en común la producción del petróleo, pero también tienen en común una posición a Estados Unidos y Europa. La gran parte de ellos (los productores de petróleo) han sido controlados por las grandes potencias mundiales post segunda guerra mundial, con un mundo sin mayores oponentes sobre todo después de la caída del muro.

 

Pero hoy, más que en ningún otro momento, el mapa geopolítico mundial está sufriendo transformaciones enormes, con una China poderosa y favorita a ser nuevamente un Imperio, pero está vez de alcance mundial. Para ello la energía es fundamental, pues la energía es la que finalmente mueve las maquinas que generan dinero y poder. En este cuadro están también Venezuela e Irán que junto con Rusia han decidido darle pelea en el juego del poder a un Estados Unidos cada vez menos poderoso (aunque lo seguirá siendo al menos por muchos años) y a una Europa desarticulada y lenta, que prefiere a pesar de sus tratados, moverse cada uno por lo suyo que en conjunto.

 

Por ello cabe preguntarse ¿hasta donde el cambio climático se ha convertido en una realidad objetiva, amparada por los datos científicos? O bien en un discurso del miedo que esconde el re-ordenamiento de las fuentes energéticas devolviendoles a los actuales poderosos del mundo el mango de la sartén. Ya que el cambio climático persigue el uso de fuentes energéticas limpias, lo que implica un desarrollo tecnológico enorme, pero por sobre todo de un alto costo económico. Países como Venezuela e Irán no podrán transformar sus economías tan rápido y China no cumplirá sus pronosticos económicos y políticos.

 

La duda se presenta inteligible, pues ¿sabemos realmente que el clima cambia de manera tan brutal?, nos creemos de buenas a primeras todo, porque sale en los periódicos y la televisión. Debemos ser capaces de mantener la capacidad crítica y de dar pie a que la duda metódica sigue vigente al menos como ejercicio reflexivo y análisis de escenarios posibles. Pues ni todo es tan claro, ni todo tan oscuro, por ello es necesaria la mirada profunda e impaciente ante los datos y los discursos que se reproducen.

 

Personalmente creo que el cambio climático es una cuestión real, que afecta y afectará a los más pobres y que debemos caminar todos por la senda de un desarrollo sostenible en lo económico, social y medio ambiental. Pero no todos tenemos las mismas responsabilidades y es deber de quienes investigan y dan sustento a las decisiones poner en la mesa todos los antecedentes para asegurar un futuro mejor que el de hoy, pero también para no engañarnos con el primer documental catastrofista que veamos.

 

 

Martes, 02 de Febrero de 2010 18:19. Gonzalo Prieto Navarrete #. Internacional

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: jaimillin55

SI YO TUVIERA EL PODER (……Para conservar el planeta tierra)
Si yo tuviera el poder, tocaría la cordura de de los países industrializados y pararía la gran devastación del planeta que habitamos;
sus tecnologías contaminantes dañan nuestra tierra, dañan nuestro aire, dañan los animales, las plantas, dañan los humanos,
sus poderosas industrias, Centrales eléctricas, Vehículos; todo a base de fósiles combustionados, es el veneno que respiramos;
lo que la tierra proceso como combustibles en millones de años; los humanos lo hemos devuelto a la atmosfera como dióxido de carbono en menos de 100 años;
ellos son los generadores de gases invernadero, destructores de la capa de ozono, gestores de un aire contaminado;
ellos son la parte del detonante, del infernal del calentamiento global, que hoy nos está matando.


Si yo tuviera el poder, en los más poderosos contaminadores contaminados; crearía conciencia de razón;
a Estados Unidos, China, Unión Europea, Rusia, Japón gestores en doble moral, de balanzas llenas de oro y tecnologías de polución;
a Alemania, Canadá, Reino Unido, Corea del Sur, alimentadores del desenfreno incontenible del CO2;
a la OPEP y demás Países petroleros, a los países productores de carbón; vampiros de la tierra, apoderados infernales de la gran destrucción;
que tanta revolución industrial, es un flaco favor al planeta ya que con la contaminación lo saturo;
que el poder económico no comprara el alimento de los cultivos, que el medio ambiente diseco y enveneno;
que La ciencia y el conocimiento en la nada quedarían, si matamos la madre tierra, que es de la vida, nuestro bastión.


Si yo tuviera el poder, en América del sur, América central, el sudeste Asiático, África central;
Impediría, del ecosistema y sus montes, la destrucción;
ellos, son los pulmones naturales que el universo nos regalo y que el hombre arruina, cual codicioso e irresponsable depredador.
Frenaría la acción exterminadora, de las selvas y su biodiversidad, causante de la irreversible erosión;
frenaría la degradación de las masas forestales y sus especies, evitando el desequilibrio climático y su saturación;
frenaría la extinción de las zonas tropicales evitando el desborde del dióxido de carbono gestor del calentamiento global, nuestra devastación;
derrumbaría el pedestal de países como Méjico, Haití, el Salvador, Filipinas, Madagascar como reyes de la deforestación;
frenaría el afán de enriquecimiento de grandes empresarios y multinacionales que talan los bosques tropicales y su naturaleza; cual aberrantes actos de explotación;
frenaría el voraz apetito indiscriminado de los países industrializados, a los recursos naturales de los países pobres, para sostener su nivel de riqueza y polución;
frenaría la tala de la fauna verde para producir biocombustibles, papel, madera, cultivos de amapola, mariguana y coca; del planeta hoy su perdición;
detendría la minería a cielo abierto, los grandes pastizales, la creación de grandes embalses y el enrutamiento de ríos y lagos; dañinos de la madre tierra; gestores de una tragedia de gran proporción.


Si yo tuviera el Poder; del yugo de las basuras, sería el superhéroe liberador;
de basuras orgánicas, inorgánicas, basuras industriales, radioactivas, sanitarias; basuras espaciales; todas viles agentes de la gran contaminación;
de basuras productoras de metano, oxido nitroso, dióxido de carbono, monóxido de carbono; gestores de gases invernadero, aire irrespirable y de los ríos y mares tóxicos de podredumbre y fétido hedor;
de las energías radiactivas sin control ni reducción; acumuladas sus basuras en 50 países; hostiles destructoras de seres y mares, muerte con dolor de radiación;
de terribles pesadillas como Chernóbil y Kyshtym en Rusia; three Mile island, Idaho Falls y el reactor US Daus-besse en Estados Unidos, Isuruya en Japón; algunos ejemplos de un horror radioactivo, sin términos de expiración.


Si yo tuviera el poder, a todos los millones de humanos, les mostraría el galardón de nuestros actos de pánico y horror;
del polo Norte reducido en más de un millón de kilómetros en dos años de deshielo, por el calor;
os mostraría como el derretimiento de los glaciales polares como Groenlandia y la Antártida liberan de sus lechos el inestable gas metano;
lo que nos lleva a más calentamiento y por ende más bióxido de carbono; cual circulo vicioso en nuestro impredecible caos.
El deshielo del monte Kilimanjaro en África, el nevado del Ruiz y sierra nevada del Cocuy en Sur América, monte Everest, Kanchenjunga, Lhotse en Asia y muchos más; testigos mudos del arrebatante desleimiento de los picos más encumbrados;
os mostraría como, en los mares de nuestras costas, hay un aumento, de su nivel, desorbitado; lo que ocasionara la desaparición de islas, ciudades enteras y dejara países inundados;
os mostraría la paulatina detención del movimiento espiral del eje de la tierra; y el progresivo y angustioso cambio de la posición de los polos magnéticos, cual epopeya, del quebramiento de nuestro planeta, que se revuelve en contorsión siniestra.


Si yo tuviera el poder, detendría La gran captura indiscriminada de peses y destrucción del mar y su fauna entera;
especies marinas tales como: Las ballenas, el tiburón Marrajo sardinero, el Pez sierra,
el tiburón Mielga, la foca del mar Caspio, los Corales rojo y rosa, el Anguila Europea,
todos a punto de desaparecer, por la gran codicia ciega;
detendría del emporio pesquero, su voraz afán de riqueza y su gran sobrepesca;
que no permite la regeneración de las especies marinas llevándolas a una extinción total y severa;
os mostraría como, está desapareciendo de los mares. por la contaminación progresiva,
el plancton; principal eslabón en la cadena alimenticia y responsable de la vida en la tierra,
Y como las algas rojas reflejan la toxicidad y declive de la vida marina; cual profetas apocalípticas de las especies muertas.


Si yo tuviera el poder, frenaría el despiadado horizonte de holocausto; que los humanos estamos fabricando;
frenaría la extinción de especies como el oso polar, el gato pescador, la musaraña elefante, la foca del mar Caspio, el elefante africano;
frenaría la extinción del ciervo del padre David, el tigre de bengala, el demonio de Tasmania, el sapo de Holdbrige; el cocodrilo cubano;
frenaría la extinción del caballo salvaje, cangrejo purpura de agua dulce, hurón patinegro, el lince ibérico, el canguro australiano;
Frenaría la extinción de las ballenas, los corales, el pingüino, la tortuga marina, el orangután, el elefante, el albatros y muchas otras especies que con nuestra inconsciencia, poco a poco vamos eliminando.


Si yo tuviera el poder, terminaría, las absurdas guerras en Afganistán, Argelia, Birmania, Chad, Colombia, Etiopia, Filipinas, India;
terminaría las Guerras en Irak, Israel y Palestina. Nigeria, Pakistán, Republica Centro Africana, Republica del Congo, Rusia, Somalia;
terminaría las guerras en Sri Lanka, Sudan, Tailandia, Turquía, Yemen Uganda, y muchas más donde el imperio sobre cualquier diferencia, es la destrucción y la matanza;
erradicaría, del planeta tierra; las drogas, la intolerancia, la prostitución, la esclavitud, la ignorancia;
extinguiría el hambre de más de 1.000 millones de humanos repartidos en África, Asia, Centro y Sudamérica; con más de treinta países, en la miseria inhumana;
llevaría los servicios básicos al 40% de nuestra especie, que son las personas desamparadas;
llevaría el agua potable a ¼ de la población mundial, hoy por hoy la más necesitada;
convertiría los presupuestos de las armas y las guerras, en presupuestos de paz, de comida,
de agua potable, de servicios básicos y erradicaría la penuria de la pobreza, de la raza abandonada.


Si yo tuviera el poder os llamaría a cada uno de vosotros, de nosotros a sopesar nuestras conciencias y darnos cuenta de nuestro aporte infame al sobrecalentamiento, al caos, a la intolerancia, a la miseria.
Si yo tuviera el poder, os tocaría la conciencia, con el gran cambio en nuestros actos, para conservar nuestro planeta;
os tocaría el corazón para llenaros de amor por tu entorno, por tu familia, por las plantas, por los animales, por la tierra;
os emplazaría a luchar por un mundo mejor, para el futuro, de las generaciones venideras.
¿QUE HARIAS TU, SI TUBIERAS EL PODER, EN ESTA TIERRA?.............................................

JELPENSADOR
http://jaimillin55,wordpress.com/

Fecha: 03/04/2010 22:21.


gravatar.comAutor: Hosting y Dominio

Me parece el colmo que las grandes industrias, aquellas que son las que más pueden aportar con el mejoramiento del planeta, hagan todo lo contrario y les importe poco lo que es un bienestar para todo la humanidad.

Fecha: 21/10/2010 17:41.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Nuestras Conversaciones, el blog de Gonzalo Prieto

Sociólogo, Máster en Medio Ambiente: Dimensiones Humanas y Socioeconómicas.
Consultor en temas Económicos, Sociales y Ambientales. Socio en Prieto & Moreno Consultores.

Temas

Enlaces


Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris